ÚLTIMAS NOTAS PUBLICADAS

sábado, 31 de diciembre de 2016

RICO en antioxidantes para prevenir enfermedades CARDIOVASCULARES

FUENTE

ECOLOGÍA

El cacao protege el corazón

  • Este superalimento es rico en sustancias antioxidantes que le confieren reconocidos beneficios para la salud, en especial para prevenir enfermedades cardiovasculares





27/09/2016 00:00 | Actualizado a 27/09/2016 09:43

Una taza de leche con cacao natural es una gran opción para el desayuno y tomar chocolate negro no es ningún pecado sino un cardioregalo. El cacao es un superalimento muy beneficioso para la salud, sobre todo para nuestro corazón.
Así lo asegura el consultor sénior en Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona y presidente del comité científico del Observatorio del Cacao, Ramon Estruch. Según su opinión y varios estudios que lo evidencian, incorporar este alimento, rico en flavonoides, a la dieta estimula la producción de óxido nítrico, que es un potente vasodilatador. “Con un consumo regular de cacao se consigue mantener la elasticidad de las arterias, actúa contra la hipertensión y mejora el perfil lipídico”, asegura Estruch.
Estas declaraciones llegan durante el “Observatorio del Cacao” coincidiendo con la celebración del Día Mundial de Corazón (29 de septiembre) y el Día Mundial del Cacao (1 de octubre).
El cacao es uno de los alimentos con mayor contenido en polifenoles, los cuales son componentes bioactivos, con una gran capacidad a ntioxidante y antiinflamatoria. Estos ejercen un efecto vasodilatador, dilatando las arterias y manteniendo la elasticidad de los vasos sanguíneos, lo que favorecen la circulación y, por tanto, ayuda a prevenir la hipertensión arterial, actualmente el principal factor de riesgo cardiovascular.
Según el especialista del Clínic, la combinación ganadora para presumir de un corazón sano es ejercicio físico regular, llevar una dieta mediterránea y beneficiarse de los efectos saludables de algunos alimentos no mediterráneos como el café, el té o el cacao. “A mayor cantidad de polifenoles, mayor protección frente a enfermedades cardiovasculares, pero también frente al cáncer o el deterioro cognitivo”, ha recalcado Estruch.



El Hospital Clínic de Barcelona, publicó hace un año, el resultado de dos estudios dirigidos por el doctor Estruch donde participó medio centenar de voluntarios con riesgo cardiovascular que consumieron cacao durante tres meses, de forma pautada. El 50% tomaron 40 gramos diarios de cacao semipuro con 500 miligramos de leche, y el resto solo cacao. Como anteriores trabajos, ambos estudios constataron que el consumo cotidiano de cacao de una pureza superior al 60% -chocolate con más de 60% de cacao- reduce la presión arterial en personas hipertensas y aumenta la concentración de colesterol HDL en la sangre -el bueno-, disminuyendo la presencia del tipo LDL, que se acumula en las arterias y puede conducir a la formación de trombos.
Estos estudios también reflejaron que la ingesta cotidiana de cacao de alta pureza reduce la resistencia a la insulina, la alteración del metabolismo de la glucosa que da lugar a la diabetes.
Cacao en forma de chocolate
El chocolate es una forma fácil de introducir el cacao a nuestra dieta, pero no todos los chocolates que se comercializan son igual de sanos para nuestra salud. Los dietistas aconsejan que cuando decidas comprar chocolate escojas el que mayor porcentaje de cacao contenga. Puede que al principio sea difícil acostumbrarse al sabor amargo del chocolate negropero en poco tiempo se convertirá en una delicia para el paladar y la salud. Lo recomendable es consumir una o dos onzas de chocolate al día.


El chocolate con leche es el que más se consume gracias a su sabor dulce pero no es tan saludable como el negro. El porcentaje de cacao que contiene suele ser por debajo del 40% y además, es muy calórico. 100 gramos de este chocolate contiene 535 calorías y su contenido en azúcar es alto. Pero no todo es malo, este chocolate aporta calcio, y por tanto, beneficia los huesos.
El chocolate blanco es la antítesis del chocolate negro. Su composición se basa en azúcar, leche en polvo y manteca de cacao. Y ahí está la diferencia, no se le añade cacao como tal, sino en forma de manteca. Este se considera el más perjudicial por sus niveles de azúcar y porque todos los beneficios que conseguimos con el chocolate negro se van al traste con su versión blanca.

Google+ Followers

Translate

Follow by Email